¿Estamos preparados para la digitalización de la educación?

Los sistemas educativos en todo el mundo se han visto enfrentados a cambios drásticos en la forma de entregar educación debido a la pandemia, 95% de los estudiantes en Latino América tuvieron que volver a casa debido a la cuarentena. La dinámica entre estudiantes, padres y educadores cambió en un periodo muy corto de tiempo, obligándonos a todos los participantes del ecosistema educativo a entender cómo reinventarnos y como encontrar nuevas formas de garantizar y mejorar la educación en nuestros países.

Con especial énfasis en Latino América y con la idea de entender cómo contribuir desde el emprendimiento y la innovación a generar soluciones, en Pencil nos dimos a la tarea de buscar contexto y entender mejor las problemáticas de la región. 
Buscando información sobre las problemáticas del sector educativo, nos encontramos con un estudio muy interesante del programa Pisa de la OCDE de 2018 en donde encuesta a más de 600.000 estudiantes e instituciones educativas en más de 79 países1 sobre las capacidades de estudiantes, profesores y escuelas para aprender en línea.

Para efectos de este blog quisimos seleccionar las preguntas más relevantes  (pueden ver el reporte completo en la base de datos de Pisa 2018)  para construirnos una idea clara de donde estábamos parados en en cuanto a educación en línea. En la siguiente gráfica podemos ver un resumen de las preguntas y las respuestas de los encuestados:

¿Estamos preparados para aprender en Línea? 

Nuestros Estudiantes. 

En Latam estamos muy por debajo de los resultados del promedio de la OCDE, pero algo positivo es que al menos el 75% de nuestros estudiantes cuenta con un espacio para estudiar en casa, más del 60% cuenta con una computadora y más del 67% cuenta con acceso a internet. Seguimos lejos de dar cobertura universal de educación y de internet pero las cifras están creciendo año con año2.

Nuestros profesores.

Más del 60% cuentan con habilidades digitales y tecnológicas, el promedio de Latam está muy cerca del promedio de la OCDE. Sumado a la cobertura de Internet, podemos decir que la mayoría de nuestros profesores están preparados para afrontar los retos de la educación virtual. 

Nuestras Escuelas y Colegios. 

Estamos muy por debajo de los promedios de la OCDE en cuanto a herramientas tecnológicas. Tan solo el 38% de las escuelas dice contar con software adecuado y solo el 36% cuenta con herramientas de trabajo en línea

Para nosotros la conclusión es clara, tenemos más profesores y estudiantes listos para impartir y recibir educación en línea que escuelas con herramientas necesarias. 

Razones para explicar él porque nuestras escuelas no están preparadas habrán muchas, desde acceso a recursos hasta desestimación de su valor. Lo cierto es que hoy todos debemos buscar alternativas para reinventarnos y en Pencil estamos trabajando diariamente para darle acceso a nuestros clientes a las mejores herramientas de comunicación y educación virtual. Con esto esperamos aportar a la renovación de la industria, motivando a todos los tomadores de decisión en educación a que confíen en la tecnología y en las habilidades de sus profesores y alumnos para usarla y sacarle el mejor provecho.

Siéntase totalmente de libres de contactarnos y de rebotar ideas, la renovación es un trabajo de todos, por nuestro lado estaremos comunicandoles nuestros avances. Estamos especialmente orgullosos de nuestro desarrollo en educación virtual y asincrónica. Creemos que esto aporta montones en ese objetivo de renovarnos y de encontrar soluciones tecnológicas pensadas por educadores y para educadores. 

1. Fuente: OCDE, PISA 2018 Base de datos.
2. https://data.worldbank.org/indicator/IT.NET.USER.ZS?locations=ZJ&name_desc=false

Por Pablo Mejía: Managing Partner @Pencil 

Pablo Mejía Sanclemente
pablom@pencilapp.net

Actividades para reforzar atención en casa con niños de preescolar.

Una de las razones por las que más se piden clases de refuerzo es por ¨Falta de atención¨
Por eso decidí hablarles sobre este tema y compartir con ustedes unas actividades muy practicas para ayudar a los niños con esta habilidad.

  • Realizar actividades en donde se pueda encontrar diferencia entre dos dibujos (Libros, imágenes, cuadros) 
  • Completar dibujos que están parcialmente dibujados (Que están dibujados en un solo lado o solo arriba o abajo)
  • Identificación de intrusos (Identificar entre un conjunto de figuras, aquellos que no pertenecen a esa categoría, toros triángulos el intruso puede ser un círculo)
  • Encontrar elementos iguales en letras, sílabas, palabras, números o dibujos que se encuentren en un conjunto 
  • Laberintos seguir con colores diferentes cada posible salidas hasta encontrar la correcta 
  • Armar rompecabezas teniendo en cuenta el modelo de la caja 
  • Leer un cuento y que el niño cuente lo leído y haga un dibujo sobre lo que más le gustó de la historia 
  • Clasificar a separar elementos (Ejemplo: arroz, frijol, lentejas, fichas)
  • Observar varios elementos y luego guardarlos en una caja y que el niño nombre los que recuerde 
  • Jugar parejas o concéntrese en cartas de diferentes elementos 
  • Jugar Jenga 
  • Memorizar rimas o poemas 
  • Aprender trabalenguas 
  • Jugar a adivinar, dando pistas de uso y características de objetos cotidianos 
  • Inventar historias, dando palabras como ejemplo: perro, finca, niño
  • Esconder objetos y darle pistas de dónde puede estar, animandolo con frases como estas frio, tibio, caliente 
  • Hacer siluetas de dibujos unos encima de otros y que el niño los descubra y los colore
  • Mostrarle láminas de un paisaje, por poco tiempo después taparla y preguntarle qué objetos vio
  • Darle a comer un alimento y que identifique los ingredientes con los que fue preparado

Todos estos prácticos ejercicios se pueden realizar en casa, sin importar en qué momento del dia se realicen, pueden hacerlo como juegos y realizarlo fuera del horario de clases o también en horario de actividades escolares. 
Espero que se diviertan y los disfruten todos en familia.

Blanca Rosa Romero
Licenciada en educación infantil.
20 años de experiencia en trabajo con niños en edad de preescolar.

Cómo fomentar inteligencia emocional en nuestros niños: Paso 1 – Vocabulario Emocional.

La educación emocional está fundamentada por grandes fases, entre estas está el autoconocimiento, que es la capacidad de comprender, expresar y reconocer las emociones de nosotros mismos.

Fomentar el vocabulario emocional, permite a los niños y niñas desarrollar habilidades para ponerle etiqueta a la emoción presente, fortaleciendo habilidades de expresión y trabajar autoestima en donde se trabaja en habilidades de conocerse a sí mismo, aceptarse y quererse

“Un aumento del vocabulario-emocional de los niños genera beneficios en todas las competencias socio-emocionales” según Denham et al. (2003) y “ el nivel de vocabulario emocional de los niños en edad pre-escolar es un indicador de éxito académico y competencia social en los cuatro años siguientes”

Izard et al. (2001).

La habilidad de autoconocimiento es una habilidad que se desarrolla con el tiempo y en la mayoría de los casos es aprendida por los adultos que rodean al niño.

Imaginemos una situación que creemos que le genera a nuestro hijo tristeza, nuestro primer acercamiento a él es decirle ¨sabemos que te sientes triste¨, ¨no te sientas asi¨, ¨todo va a mejorar¨ ¨no llores¨ ¨tienes que ser fuerte¨ ¨los niños no lloran¨ ¨muéstrame un juguete o mira esto por la ventana¨.

A lo que estamos generando un impacto en el desarrollo de esta habilidad. pues lo que puede suceder y sucede frecuentemente es que los niños describen las emociones tal cual como lo han visto en películas, lo escuchan o ven cómo sus padres gestionan sus emociones diariamente con actividades en el área laboral, en tareas del hogar, entre otros…

Cuando le hacemos preguntas a los niños como, ¿qué es sentirse triste? Ellos lo expresan como un dolor físico, o como una respuesta a un estímulo negativo y estas descripciones son aprendidas por los padres, consideran que sentirse triste está mal.

No está mal que tengamos acercamientos a nuestros hijos con frases motivacionales, sin embargo, está en nosotros motivar la ejecución de esta habilidad de manera natural, podemos hacer preguntas como: ¿cómo te sientes? ¿Cuéntame qué sucedió? ¿Qué podríamos hacer para que te sientas mejor?
También enseñarle a describir las emociones, de manera cognitiva, conductual y física, en donde podemos ponerle una etiqueta a la emoción, ¿Qué piensas? ¿Qué podemos hacer para solucionarlo? ¿Cómo podemos ayudarte? ¿Qué hiciste? ¿Luego qué sucedió? ¿Cómo te sientes? ¿Quieres un espacio a solas? ¿Quieres estar en silencio? ¿Necesitas de un abrazo? 

Es importante establecer que sentir una emoción es completamente válido y que poco a poco se irá desarrollando la habilidad de gestionar de manera adecuada cada una de estas emociones para que puedan cumplir con su ciclo natural.

Recordemos que cuando somos conscientes de nuestras emociones activamos nuestros mecanismos de defensa, en el caso de la tristeza, aceptamos la ayuda de otras personas, reconocemos que necesitamos ser entendidos.

Libro recomendado:

Las emociones de Nacho De Lisbet Slegers
Pueden encontrarlo en:

Natalia Maria Castaño Lozano
Psicología y líder de Customer Success en América Latina de Pencil. 
Diplomatura en herramientas para promover la felicidad a través de la psicología positiva.  
nataliac@pencilapp.net
Redes Sociales: @nataliamariacastano